Galería Quero

¿Qué hacer o quehacer?

Sobre la obra

Piai (1923) fue pintada durante su estancia europea. Tras recorrer el British Museum de Londres, durante sus visitas en 1912 y 1913, tomó contacto con los códices mexicanos. Fue en ese momento, según Jorge López Anaya, cuando Xul comenzó a interesarse por los temas americanistas. Ejemplos como Tláloc o Nana Watzin, ambas acuarelas de 1923, presentan una iconografía relacionada con deidades prehispánicas americanas.
En el caso de Piai, la obra lleva por título un vocablo guaraní que, además, el artista incorpora en la obra misma. El término “piai” “remite a la actividad shamánica de los ‘piay’ o ‘payé’”.[2] Dos hombres aparecen participando de un acto ceremonial junto a una fogata. Un pájaro sobrevuela el cielo acercándose al sol. El hombre arrodillado con las manos levantadas en el rol de un orante, está cercano a una serpiente que alza su cabeza rodeando el cuerpo del  hombre, mientras que del otro lado de la mesa de sacrificio, un shamán con su estandarte y su cabeza adornada con tocados de plumas, lleva adelante el ritual. En la obra, de gran fuerza expresiva, los protagonistas están resueltos con una gran síntesis, de manera geométrica.

Inventario 8505

Obra No Exhibida

+INFO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *